Soldadura en frío Hay 3 productos.
Mostrando 1 - 3 de 3 items
Mostrando 1 - 3 de 3 items

Soldadura en frío

La soldadura en frío es una de las mejores opciones para reparar y pegar todo tipo de metales y aluminio. De gran utilidad en todo tipo de reparaciones, esta técnica permite ahorrar tanto en tiempo como en costes consiguiendo unos resultados excelentes.

Consulta en nuestro catálogo los diferentes productos que tenemos para trabajar soldadura en frío para metal, diseñadas específicamente para reparar y pegar metales, así como productos para soldadura en frío para aluminio.

Haciendo clic sobre cada producto podrás consultar su composición, materiales sobre los que trabaja, modo de aplicación, propiedades y otros consejos. Nural 27, de la marca Pattex, ofrece una soldadura rápida en frío, con la que en apenas 5 minutos conseguirás soldar la pieza que estés trabajando. Otras marcas, como Ceys también ofrecen una línea de productos para soldadura en frío para aluminio, con un pegamento que rellena u obtura grietas o agujeros, además de actuar como película protectora frente a la corrosión del óxido y la calamina.

Entre otras aplicaciones, la soldadura en frío está especialmente indicada para vehículos, ya que entre las ventajas de su aplicación está su fuerte resistencia a altas temperaturas, así como a líquidos, disolventes o aceites.

La soldadura en frío es una de las técnicas mejor valoradas por su fácil aplicación. Aunque en la ficha de cada producto podrás consultar sus aplicaciones e instrucciones de uso, existe una serie de recomendaciones para conseguir la fijación correcta del metal o aluminio a soldar. En primer lugar es necesario limpiar y preparar la superficie a pegar. Antes de aplicar el producto, se recomienda aplicar una capa anticorrosiva protectora, que además mejorará la adherencia del producto. A continuación se deben mezclar exhaustivamente los componentes y extender la mezcla en la zona a reparar. Tras ello, modelamos y lijamos la zona.

Empleando este pegamento para metales podrás unir, reparar o rellenar permanentemente superficies y, una vez se seque y endurezca el pegamento, es posible lijar, pulir, mecanizar, pintar o tratar el metal sin ningún inconveniente.