Desatascadores Hay 6 productos.
Mostrando 1 - 6 de 6 items
Mostrando 1 - 6 de 6 items

Desatascadores de goma

Es probable que en más de una ocasión se nos haya atascado el desagüe de algún sanitario de nuestros hogares. Los atascos, en principio, son relativamente fáciles de solucionar y contamos para ello con diferentes opciones que lograrán hacer correr libremente el agua por el desagüe. A veces con un solo producto nos bastará, pero en ocasiones habrá que combinarlos si las obturaciones se resisten.

Antes de nada, si el sanitario atascado dispone de sifón individual deberemos desenroscarlo para verificar que no haya partículas sólidas en su interior que estén cerrando el paso. La función del sifón, además de evitar los malos olores que pueden llegar desde las cañerías, es servir de depósito de elementos sólidos que no puedan ser arrastrados por el agua. Por eso, lo desmontaremos y lo limpiaremos y, quizás, con esta sencilla operación habremos arreglado el atasco. Si la obturación persiste entonces echaremos mano de uno de los desatascadores que nos ofrece el mercado.

Tipos de desatascadores

  • Desatascador de goma. Se trata del desatascador por excelencia: la tradicional ventosa, sopapa o chupón, entre otros nombres. Deberemos taponar el rebosadero del sanitario a la vez que colocamos el chupón sobre el orificio del desagüe, haremos presión varias veces con la ventosa para crear diferentes succiones hasta conseguir mover los residuos que producen el atascamiento y sean arrastrados por el desagüe.
  • Desatascador mecánico. Se tratan de unos muelles metálicos de varios metros para introducir por la tubería y recorrerla y, como son muy flexibles, deberíamos poder llegar al tapón para disolverlo y eliminarlo. Este tipo de desatascador lo utilizaremos con precaución cuando se traten de cañerías viejas o en mal estado para no producir roturas.
  • Desatascador químico. Quizás sea el desatascador más cómodo y más eficaz cuando el atasco se resiste a otros métodos, pero también tiene limitantes tóxicas y corrosivas que habrá que tener en cuenta. Para ello deberemos seguir, siempre, las instrucciones del fabricante. Son capaces de disolver cualquier material orgánico como grasas, cabellos, etc., y aunque muchos productos no atacan directamente a las tuberías, habrá que tener mucha precaución con las tuberías metálicas ya que podría corroerlas.

Tenemos dónde elegir y, como comentábamos más arriba, quizás en alguna ocasión necesitaremos usar más de un método para desatascar por completo los desagües.